Páginas

martes, 22 de octubre de 2013

CHALECO 7º MAR

Año 2013.

Aquí tenéis mi último trabajo, recién salido del horno, tan reciente que lo terminé ayer mismo. Se trata de un encargo que me ha hecho un colega para un LARP ambientado en 7º Mar.

Como le van a prestar la camisa y los pantalones son fácilmente sustituibles por unos normales de casa, el encargo solamente ha consistido en un chaleco largo.

Está confeccionado con tela de tapicería (suelo usar este tipo de tejido para este tipo de prendas, además de sobrevestas, etc) y va forrado por dentro.

Aunque parece sencillo, es más complicado de lo que parece, ya que consta de 13 piezas: 4 frontales, 3 traseros, el canesú (2 hombros y 1 espalda), 2 hombreras y el cuello.

Antes de montar el chaleco he tenido que preparar las piezas independientemente, es decir, coser los adornos, ya que la tela era negra y nada más. Los adornos son en realidad tiras de polipiel que he dispuesto formando un dibujo, y en el centro he cosido uno por uno los adornos. Son de metal, en acabado oro viejo, y los venden en Pontejos por paquetes, aunque cada vez que paso por allí arraso con todos. XD

Como el costado me había quedado muy soso y en el diseño original (la última foto) no estaba presupuestado, le he cosido cordón negro, de modo que no lo recarga pero le da algo de vidilla.

Todas las piezas están separadas con una cinta dorada (bueno, en el paquete dice que es verde, pero a mí me parece más dorada que verde). Añadir esto es bastante trabajoso, ya que hay que tener cuidado y coserlo sin apenas torcerse, y como va entre medias de 2 telas no se ve bien. Ya lo había usado antes en el vestido del Proyecto Timelord. Y me gustaría seguir usando esta técnica en posteriores encargos.

Las hombreras también van adornadas con su cordón negro y con los adornitos en oro viejo (no sé cómo se llaman esos chismes). Van forradas por dentro y también he usado en ellas la cinta dorada.

Por último, los botones. Un montón, hasta un poco más abajo de la cintura. Y esto me da mucho coraje, lo que racanean en estos tiempos en los que te arañan cualquier céntimo como si les fuera la vida en ello. Y es que ese modelo de botones me gusta mucho, y llevo usándolo en diferentes trajes desde hace bastantes años. Siempre habían sido de metal. Lo había en plata y en oro viejo. Pues desde hace ya algún tiempo son de plástico chungo. Reconozco que el acabado está bien conseguido, pero cuestan lo mismo que cuando los traían de metal. ¡Malditos! XD

En fin, espero que os guste. Entre las fotos está el diseño que hice del chaleco. No os riáis de la cara del modelo, que lo hice en plan rápido. Y es que no me gusta perder el tiempo con los diseños...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada