Páginas

lunes, 20 de octubre de 2014

SESIÓN DE FOTOS CON JACK FLUCK: NAMARIESCO

Para la entrada de hoy rescato del fondo del armario un traje que confeccioné en 2009, pero esta vez fotografiado por la mano de Jack Fluck, para que veáis mejor algunos de los detalles. Para la sesión de fotos no cogí el taje completo, sino sólo una parte (la camisa y la túnica). Es lo bueno de hacer las cosas por capas, que puedes combinarlas al gusto y no es necesario ponerlas todas siempre. Mención especial merece la tela, a mi gusto de un color precioso (y muy intenso). Tapicería, cómo no. Y desde entonces, por más que he buscado algo en ese tono o parecido para otros proyectos, no lo he vuelto a encontrar.

Los adornos que bordean la túnica verde los hice con cordón beige, y no es la primera vez que veis este tipo de adornos en alguna de mis obras, pero siempre con diferentes dibujos. Puedo hacer casi cualquier tipo de dibujo, siempre que tenga una forma mínimamente geométrica y que sea continua, es decir, sin cortar al cordón. Los diseños son únicos y están realizados manualmente. Es decir, aunque cojo la máquina para coserlo a la tela, no puedo manejarla con el motor encendido y tengo que mover la aguja manualmente. Tampoco hilvano ni sujeto el cordón con alfileres previamente a la tela, sino que voy realizando el dibujo directamente, girando la tela y colocando el cordón a cada puntada. A pelo, vaya. De ahí que cada forma individual no sea exactamente igual a la de al lado, sino aproximadamente. Hace algunos meses me compré una patilla para la máquina que en teoría sirve para hacer esto sin complicarme tanto la vida, aunque todavía no la he usado y no le doy demasiado crédito, ya que, según mi forma de trabajar el cordón, considero que debería tener otra forma y otro tipo de agarre. Pero bueno, si esto falla, ya me buscaré a alguien que me fabrique la pieza que quiero según mi diseño. Igual resulta un poco enfermizo diseñarse las propias patillas para la máquina de coser cuando lo que ves en el mercado no te convence, pero tras años de coser y de buscarme la vida sin medios y sin nadie que me enseñe he llegado a la conclusión de que ni está todo inventado y lo que ya existe podría ser mejorable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada