Páginas

miércoles, 4 de marzo de 2015

CUERO Y ESCAMAS

Como el corpiño de 1800 que os mostré en entradas anteriores me gustó mucho cómo quedaba, decidí hacer uno parecido por mi cuenta fuera de temario. La base es la misma, solo que en vez de tener los cortes horizontales los hice verticales, siguiendo la pinza de pecho y de espalda. Así que, en vez de tener tropecientas piezas como hasta ahora, sólo tiene 10 piezas.

En este caso elegí hacerlo de cuero y serraje. El cuero que he empleado para confeccionar este corpiño es especialmente bonito (y tengo varias planchas más, por si alguien se anima a esto o a cualquier otra cosa). Es de color marrón claro y tiene dibujos como de escamas grandes.

El serraje es de color marrón oscuro, y lo he usado para las piezas laterales, ya que son las que más curva tienen y el serraje va mejor para estas cosas que el cuero (aunque sea del blando). También hice unas cuantas tirillas con formas semicirculares a modo de “costuras” para adornar el lugar en el que van los remaches que unen las piezas. Lo rematé con un poco de puntilla negra para darle un toque final y… ¡listo!

En este caso no va forrado por dentro, ya que el material empleado no lo permite, al menos con maquinaria no industrial como la que tengo yo en casa, pero ni falta que le hace. Como en el modelo en el que está basado, tiene dos cierres: uno en la espalda a base de cordón (para que sea multitalla) y el de delante, solo que esta vez en vez de llevar steelballs lleva hebillas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada